Elena Ibarbia, Miss España: “No se puede catalogar la belleza”


 

Elena Ibarbia.

Miembro de la cuadri desde hace cuatro años.

Grosera. Pero, ojo, de barrio sólo, que si algo tiene esta chica es que es superjatorra. Una compi extrovertida y con ese punto conversador y accesible. Algo que tal vez resulte imperceptible a simple vista, pero que, hacednos caso, la señala como ‘comunicadora’ en las distancias cortas.

¡Ah! Sí, ésta es la famosa Miss España. Y por si nunca os habéis cruzado con alguien guapo, que sepáis que son como todo perro pichichi. Temen los exámenes de Guereñu, como los demás. “¡Y comemos!”, nos dice.

 

Elena moderneando por la ciudad
Elena moderneando por la ciudad

Elena mola. Y no lo decimos en ese sentido instagramero de sacarse fotos sufriendo en el gym o en entornos megabucólicos y que dan mucha envidia a la cuadri. Que también.  Elena mola, porque sí, porque se ríe de sí misma y derrocha sencillez. Quizá por ese motivo, nuestra compi odie lo fría que puede llegar a ser su profesión, con la exigencia de ciertas tallas y modelos: “Hay cosas que no son muy normales”.

Pero no os creáis que Elena es un esqueleto andante. Lo de ser Miss España, reconoce, le da ciertas licencias: “Yo tengo la suerte de que a raíz de que gané Miss España, ya me he hecho un nombre, por lo que ya no me exigen tanto encajar en esos modelos; tengo más libertad de trabajar con mi cuerpo, con cómo soy yo”.  Elena huye de la belleza estereotipada: “Yo pienso que no puede catalogarse la belleza, pues es tan subjetiva. Sí que hay unos cánones generales, que yo creo que todo el mundo, aunque diga que no, sabe. Una proporción, un equilibrio, en la cara, en el cuerpo”. Pero si queréis saber sus gustos, la chica alucina con Johnny Depp.

La belleza también es cuestión de actitud
La belleza también es cuestión de actitud

Elena es una todoterreno; disfruta bailando y no cierra las puertas a la interpretación. Adora a Meryl Streep. Quién no… Tampoco descarta el mundo de la televisión: “Me gusta mucho, la verdad. Me veo ahí. Por ejemplo, de presentadora de programas de entretenimiento”. De momento, esta Nochevieja salió desfilando en la gala de Fin de Año de Telecinco. Quién te dice a ti que dentro de unos años no esté comandando el – esperemos– renovado espectáculo de José Luis Moreno. Porque algo tiene. Hay que tenerlo para que te fichen con tan sólo once añitos nada más verte por la calle: “El director de la agencia First Models nos empezó a explicar a mi ama y a mí que no era normal que cogieran a niñas tan jóvenes, pero bueno que le había parecido un caso curioso, que le había encantado y que quería trabajar conmigo”.

De txiki Elena también cayó en las redes de las pulseritas
De txiki Elena también cayó en las redes de las pulseritas

Quién le iba a decir a aquella niña que llegaría a ser Miss España: “Es una pasada lo que sientes. No se me olvidará nunca cuando dijeron mi nombre y me pusieron la corona delante de toda esa gente. Es como cuando un jugador de fútbol gana una copa. Te reconocen el trabajo y ven que vales”.  Por sensaciones únicas como esa, Ibarbia anima a todo el que quiera dedicarse a ser modelo, que lo haga, pero sin renunciar a su identidad.

Nos queda claro que Elena es diferente, por eso forma parte de la cuadri. Bueno por eso y porque se apuntó a Comunicación. Así que debemos mucho a su escaso aprecio a las mates y  a su inclinación por relacionarse con las personas.

 

2 thoughts on “Elena Ibarbia, Miss España: “No se puede catalogar la belleza”

  • 27 enero, 2016 en 13:04
    Permalink

    Buen Trabajo!!!!! Zorionak chic@s!!!!
    Eres autentica y eso se nota!!!

  • 28 enero, 2016 en 11:43
    Permalink

    ¡¡Gracias Lydia!! Esta chica es natural como ella sola, sí 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *